Wednesday, 1 April 2015

la democracia es un engaño

la democracia occidental así como está hoy en día es un gran engaño.
como ya escribí en otro momento en "analogia truffaldina" la similitud que me parece más adecuada es con el tramposo juego del Trile (en inglés el Shell Game, en italiano el Gioco delle tre scatole, en alemán... el Nussschalenspiele!!!) o sea el juego de la bolita y de las tres cajitas, que es un juego, mira tú la casualidad, que está prohibido por ser engañoso al 100%.

el juego del trile es el juego de las tres cajitas donde alguien esconde una bolita y tú tienes que adivinar donde está.
tú ves donde se esconde al principio, el señor mueve las cajitas a la derecha y a la izquierda y luego tienes que decir cuál es la cajita que no esté vacía.
y siempre te equivocas, por fácil que parezca! claro, es un juego de prestidigitación y no hay como adivinar la cajita correcta.

En sí esto no sería más que un pequeño truco de magia casera, si no entrara en el juego otro factor: la apuesta! o sea el dinero!

en el trile hay un señor que maneja las cajitas y la bolita, pero hay otros estafadores compinchados que actúan de diferente maneras.
en general:
un estafador disimula jugar como si fuera uno del público, apuesta y casi siempre gana. hay mucho movimiento de billetes de euros. es evidente que en realidad el señor de las cajitas le deja ganar para que la gente del público se anime a jugar. al final del día todos los estafadores se repartirán las ganancias.
luego hay también dos estafadores que controlan que no se acerque la policía o algo que pueda interrumpir la estafa colectiva.

aquí tenéis un esquema del juego:


este juego tramposo es exactamente como la democracia occidental.

y el momento de apostar en la cajita es el momento de votar izquierdas, derechas o lo nuevo (que como siempre tampoco va a ser tan nuevo como uno se imagina...)
si pierdes (y siempre pierdes, casualmente...) has perdido otra vez la posibilidad de encontrar la bolita o sea la democracia real. inténtalo otra vez la próxima votación, ya tendrás más suerte, ya verás!

en el esquema de arriba se pueden ver todos los actores que rigen este sistema de engaño colectivo que favorece solo a la élite dominante:

- el señor de las cajitas: representa a los políticos (que casualmente siempre son los mismos, habéis notado?) siempre parece que te den la posibilidad de elegir, pero al final te engañan y siempre deciden ellos como manejar las cosas. la democracia real no la vas a encontrar, elijas derechas, izquierdas o lo nuevo... truquito!

- compinche 1 (él que apuesta): televisiones, periódicos y medios de comunicación convencionales que son parte del sistema. sirven para enseñarte que la democracia occidental funciona, es buena y te puede hacer feliz. te convence a jugar al juego y a creer que tú también puedes decidir de verdad. no siempre se pierde! confía: es un sistema justo! es para todos!

- compinche 2 y 3 (los que controlan que nadie llegue a interrumpir el juego): estos serían las fuerzas policiales o militares, los jueces corruptos y los servicios secretos. actúan impunemente, fuera de las leyes convencionales, utilizando la fuerza cuando toque para proteger el sistema de engaño. si alguien levanta la voz para destapar la estafa, ellos actúan para que todo vuelva a su normalidad lo más pronto posible.

- el público que mira y no apuesta: estos representan los que no votan. están convencidos de actuar de manera más inteligentes que los otros, pero no hacen nada para cambiar el sistema: asisten, presencian, miran, prácticamente legitiman lo que pasa. su acto más revolucionario es dejar que otros hagan. (de hecho si no se quedaran a mirar el juego, probablemente nadie se pararía a apostar, pero ya que todo el mundo mira... habrá algo interesante, no?).

-(en el esquema eres él que se deja engañar y al final apuestas): ese es el pueblo que va a votar. cree que está eligiendo y siempre pierde. da un montón de dinero al sistema, creyendo que la próxima vez le van a devolver su justa parte, pero en realidad sus esperanzas de encontrar la bolita de la justicia y de la democracia real siempre fracasan. pero sigue intentándolo una y otra vez, convencido que la vez siguiente va a ser diferente. "ahora que sé que aquella cajita falla, voy a intentar con la otra: sí que lo conseguiré!"

-----------

pues habéis visto?
una analogía sorprendentemente parecida, no os parece??
qué co-in-ci-den-cia! no?

en fin este es el juego! vota en las próximas elecciones! ya verás que cambio!
ya lo sabes no? estás obligado a apostar, pero va a ser siempre el mismo juego de la bolita, el juego del trile!

en España las cajitas serían de este tipo:


en Italia las cajitas cambiarían de esta manera:


pero al final siempre será lo mismo: cambia la cajita pero la bolita de la democracia real siempre te la esconden!
inténtalo de nuevo la próxima vez.
ya verás que tendrás más suerte!
...o no...



cuál es entonces la única opción?
1- seguir jugando (o mirando, que es lo mismo) y apostar infinitamente
2- darle un puñetazo en la cabeza al tipo de las cajitas.
3- robar la bolita siendo más rápido del prestidigitador y escapar más rápido de los compinches en un lugar lejano...


No comments:

Post a Comment